Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes a Viernes 9-21. Sábado 9-14

Consejos simples para protegernos de los ciberataques

seguridad-para-ciberataques

Cuando pensamos en grandes robos de dinero, seguimos imaginando a personas enmascaradas entrando a punta de pistola en un banco. Pero los tiempos de Bonnie y Clyde han quedado en el pasado y ahora el mayor peligro está en el ámbito digital.

Eso no significa que haya que navegar por la web con miedo, pero sí que es importante ser consciente de sus peligros y de cómo combatir un gran número de ellos. Por eso te traemos este artículo en el que encontrarás distintos consejos para evitar los ciberataques más comunes.

¿Qué son los ciberataques?

Por supuesto, toca empezar por la base: ¿qué es un ciberataque? Como su nombre indica, son aquellos ataques digitales que buscan el robo de datos o capital. La protección de datos es clave para nuestra tranquilidad navegando. De hecho, para muchas entidades, a veces los datos son mucho más valiosos que el dinero.

El mayor ciberataque de la Historia

En 2017 se registró el mayor ciberataque cometido hasta la fecha. En mayo de ese año, debido a una vulnerabilidad en ordenadores con el sistema operativo Microsoft Windows sin actualizar, se realizó el ataque conocido como WannaCry. Cientos de miles de ordenadores a nivel mundial fueron infectados. El hacker o grupo de hackers que llevó a cabo el ataque pidió un rescate en bitcoins por todos los datos. 

Vale, algo así de grande probablemente no te afecte. Pero… ¿y si un hacker se hace con los datos de tu cuenta bancaria? Veamos cómo mejorar nuestra ciberseguridad.

6 claves para evitar los ciberataques

1. Contrata un buen antivirus (incluso para tu móvil)

Tener un buen antivirus es clave, si es de pago mejor que gratuito. ¿Por qué? Porque al ser de pago, si sufrieras un ciberataque, la compañía que comercializa el antivirus tiene más responsabilidad (y medios) frente al ataque.

Si bien se piensa que en sistemas operativos como MAC y Linux, o en dispositivos móviles, no existen debilidades, eso no es así. No es tan básico como en Windows, pero un buen antivirus debería ser base para cualquiera de tus dispositivos.

2. Actualiza tu sistema operativo y tus dispositivos

Gran cantidad de vulnerabilidades se arreglan en las distintas actualizaciones que ofrece de manera gratuita tu dispositivo. En el caso del ataque WannaCry del que te hemos hablado antes, hacía dos meses que Microsoft había lanzado una actualización que corregía los errores de seguridad, pero muchas instituciones no habían actualizado sus ordenadores. 

3. Ve con cuidado por dónde navegas

Parece obvio, pero muchas páginas que no tienen certificado SSL (es decir, que la página empieza por http y no por https) no están preparadas para la ciberseguridad actual. Si te salta un aviso de que la web puede no ser de confianza, piénsatelo dos veces antes de entrar. Los ataques de phishing, por ejemplo, son muy comunes en la red últimamente.

bloqueo-ordenador-ciberataques

4. No descargues contenido ilegal

Está claro que mucha gente todavía consume contenido pirata, pero no solo por cuestiones éticas, sino por razones de ciberseguridad, puede ser muy peligroso. Casi nadie regala nada y si estás descargando, pongamos, una película de forma ilegal, es muy probable que contenga un malware que infecte tu dispositivo. Lo peor es que muchas veces ni nos damos cuenta de que es así y pueden pasar años sin que nuestro antivirus detecte nada. ¡Mucho cuidado con la piratería!

5. Elige una buena contraseña

Puede parecer una tontería, pero las contraseñas seguras son una parte clave para proteger tus cuentas. Además, utiliza una contraseña diferente para cada cuenta. Piensa que si por ejemplo tienes una contraseña excesivamente fácil de hackear en tu email, pueden acceder a este y de ahí al resto de cuentas que tengas asociadas a tu email. El “recuperar contraseña” es un arma de doble filo.

Por cierto: ¿sabías que 12345 y 123456 son las dos contraseñas más utilizadas de la Historia? ¡Piensa en una mejor!

6. Haz copias de seguridad o utiliza la nube

A veces puede dar pereza hacer copias de seguridad, pero tener una copia de tus archivos a buen recaudo puede significarte una gran alegría en un futuro. Si la seguridad de alguno de tus dispositivos se ve comprometida, puedes restaurar una copia del sistema antigua y no perder tus datos en el proceso.

Además, puede no ser solo por ciberseguridad. Imagina que se te cae el móvil al váter (¿a nadie más le ha pasado?). Si tienes una copia de tus fotos, en un disco duro o en la nube, el mal trago será más llevadero (te lo decimos por experiencia).

Ciberseguridad = cibertranquilidad

Todo lo que te hemos contado no lo hemos hecho para asustarte, sino para que tengas en cuenta que con algunas medidas fáciles de tomar, puedes evitarte disgustos a posteriori. Nunca te plantearías dejar la puerta de tu casa abierta y marcharte a dar un paseo, por lo que tenemos que empezar a pensar también en nuestra seguridad en el ámbito digital.

Si te andas con ojo seguro que sabes hacerle frente a los Bonnie y Clyde digitales.