Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes-Viernes 9-21. Sábados 9-14.

5 trucos para refrescar la casa en verano sin aire acondicionado

Edificio con aparatos de aire acondicionado

Entramos en la época favorita para muchas personas. El ocio en la calle, las vacaciones con amigos o con la familia, los días de playa y sol…

Edificio con aire acondicionado

También es la época en la que las sucesivas olas de calor no nos dejan dormir. Es cierto que el aire acondicionado es la solución rápida y efectiva, pero cuando recibimos la factura llegan los arrepentimientos.

Refrescar la casa sin aire acondicionado

Por eso, queremos ofrecerte varias alternativas para que evites encender el aire acondicionado con tanta frecuencia en julio y agosto. ¿Y si tengo el aire acondicionado de bajo consumo? Eso está genial, pero seguro que te encantará saber cómo puedes mantener la casa fresquita en verano y de forma natural.

Durante el día, las altas temperaturas y el sol directo hacen que nuestras casas se conviertan “en un horno” como solemos escuchar a pie de calle. Debemos hacer hincapié en que estos consejos no abrirán las puertas al paraíso, pero sí que son una buena iniciativa para paliar el calor sofocante sin la necesidad de encontrarnos con una factura terrorífica.

5 consejos para enfriar la casa en verano

Ventila la casa entre las 7 y las 8 de la mañana

Crea corrientes de aire desde primera hora de la mañana. Pon un tope a las puertas y asegúrate de que el frescor del amanecer entra por todas las ventanas de casa.

Si las dejas abiertas toda la noche, no olvides colocar mosquiteras. No queremos pasar calor, ni tampoco amanecer con ronchas por todo el cuerpo.

Durante el día deja las ventanas semiabiertas y cierra las persianas y cortinas. Si tienes toldos, déjalos bajados hasta que caiga el sol, aliviarán su incidencia directa.

Tejidos claros y ropa de verano en casa

Evita las cortinas oscuras y las alfombras que ocupen todas las salas. En verano lo esencial es tener cortinas de un color claro y mantener los suelos despejados. Pasar la fregona con agua fría por las salas antes de la deseada hora de la siesta es un remedio casero que funciona.

Cocina al mediodía o por la mañana temprano. Solo

Opta por una dieta de platos fríos durante el verano. Gazpacho, aliños, pistos, tortillas… Intenta cocinar a primera hora del día y evita por todos los medios aquellos platos que precisen del uso del horno.

¿Pensabas que tu factura de este mes no iba a ser tan elevada? ¿Necesitas un adelanto? ¡Pide un crédito rápido!

Intenta no generar muchos focos de calor

Las luces encendidas, el horno o la vitrocerámica son focos de calor. Como ya hemos dicho, hacer un uso más reducido de la cocina te vendrá bien. Además, usa ventiladores de pie y ventiladores de techo. Su consumo energético es menor que el del aire acondicionado. Otro remedio casero muy útil es el de poner un bol metálico lleno de hielo y sal gruesa delante del ventilador, el aire será más fresco.

Usa sábanas de seda o algodón

Las sábanas de algodón o seda acumulan menos calor, sobre todo aquellas que son de colores claros. Cuando estamos en la cama no sabemos qué postura coger para tener menos calor. Es imprescindible tener en cuenta que en verano debemos hacer uso de tejidos que no acumulen una gran cantidad de calor.

Esperemos que esto te sirva de ayuda. Seguro que más de una noche vas a buscar algún remedio para paliar el calor sofocante en casa. Ojalá encuentres este post y te sirva.