Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes-Viernes 9-21. Sábados 9-14.

Gestor de contraseñas: recuerda todas tus claves con solo un click

Fichas de scrabble con la palabra password azul

Seguro que tienes muchas cuentas de usuario creadas en multitud de plataformas. Esperemos que todas ellas cuenten con una contraseña diferente ya que, como sabes, es algo básico en ciberseguridad. 

Tienes que elegir siempre una clave de acceso que recuerdes pero es un error repetirla una y otra vez. Imagina que tienes la misma contraseña para Gmail, Twitter, Instagram, Amazon, el gimnasio, alguna tienda online o incluso el banco. ¡Mal! Si la averiguan pueden acceder a mucha información personal y en consecuencia, puedes llevarte algún susto. 

Curiosidades sobre las contraseñas

¿Cuántas veces calculas que te han pedido crear una contraseña para darte de alta en una web o en una aplicación? ¿Cincuenta? ¿Cien? Muchos suelen optar por usar el nombre de su primera mascota, el amor de la adolescencia, su grupo de música o equipo preferido, pero un estudio revela que la mayoría de usuarios es aún menos original.

Normalmente suelen ser sencillas, breves y siguiendo un patrón lógico, lo que obviamente conlleva que sean mucho más fáciles de averiguar. En parte por vaguería, en parte por no hacer algo demasiado complicado de recordar, el resultado suele ser una contraseña derivada de un patrón común de razonamiento.

No en vano, según se ha sabido, la contraseña más utilizada de internet es ‘123456’. Y sí, probablemente era más fácil de averiguar que la de una maleta o la mini caja fuerte que tenías en tu habitación para que tu hermano no te cogiese dinero. 

Te interesa leer: Utiliza iGraal para comprar online y ganar dinero

Pero la cosa no se queda aquí. Si ahora mismo estás jugando a intentar suponer cuál sería otra de las opciones más utilizadas, probablemente aciertes. ¿Ornitorrinco? ¿Gryffindor? ¡Qué va! Mucho más fácil. La segunda más utilizada es la propia palabra ‘contraseña’ (en inglés password). Esto es como llamar ‘Perro’ a tu perro, ‘Gato’ a tu gato, pero es mucho más habitual de lo que cabría pensar.

 

Otra de las previsibles alternativas por las que suelen optar las personas es utilizar su propio nombre de usuario como contraseña, sin darle media vuelta más. Algunos, más pudorosos prefieren añadir al menos una cifra detrás y la más repetida es -sorpresa de nuevo- el ‘1’. Aunque sigue sin haber nada que supere la terrorífica combinación ‘usuario = usuario’ y ‘contraseña = contraseña’.

Como mencionamos anteriormente, la facilidad a la hora de descifrar contraseñas suele basarse en el uso de patrones, y esto queda nuevamente demostrado con el último ejemplo de este tipo de construcciones: el patrón, valga la redundancia, visual.

Para explicarte este ejemplo necesitamos que mires al teclado. Si dejas a un lado cualquier tipo de construcción lingüística coherente y lo observas como un mero panel de control, podrás entender que algunas combinaciones como “asdfgh”, “zxcvb” o “q1w2e3r4t5” sean utilizadas en numerosas ocasiones. 

Estos patrones visuales son también fácilmente detectables por los buenos descifradores, aunque hay uno en particular que en cierta manera desconcertó a los responsables del estudio. Si te decimos que vuelvas a mirar al teclado pero esta vez intentes averiguar cuál es el patrón de la secuencia ‘adgjmptw’, probablemente te acabes volviendo loco.

Ésto es lo que les ocurrió a los responsables del estudio de contraseñas hasta que dieron con la tecla -y nunca mejor dicho-. Cada letra de la secuencia anterior se corresponde con los números del teclado de los teléfonos móviles antiguos. Cualquiera que hubiese mandado una cantidad relevante de SMS antes de la llegada de Whatsapp sabrá que la para escribir una A debías pulsar el 1 una vez, así como 3 veces si querías la C. Por tanto, la D es una pulsación del 2 y así sucesivamente hasta la W, que es el 9.

¿Te has preguntado alguna vez si sólo tú usas cierta contraseña o por el contrario cuántas veces está repetida? Según cálculos correspondientes al año 2020 y tras haber analizado más de dos mil millones de ellas, sólo 170 millones eran únicas. Sea como sea, esperamos que no te ocurra aquello de olvidar la tuya, introducir la nueva y que el sistema te diga ‘no se puede utilizar la contraseña antigua’.

Te interesa leer: Cómo ahorrar sin sentir que te privas de caprichos

 

¿Qué es un gestor de contraseñas?

Lo lógico es tener una distinta para cada registro aunque hoy día tenemos que generar tantas que muchas veces se nos olvidan y al final optamos por la opción menos segura. 

Con un gestor de contraseñas puedes poner una contraseña diferente en cada cuenta que generes sin miedo a no acordarte. Este tipo de aplicaciones guarda cada nombre de usuario y su contraseña correspondiente y para entrar en ella solo tienes que acordarte de esa clave de acceso. 

¡Cuidado! Las estafas de phishing o vishing están a la orden del día.

La alta seguridad de un gestor de contraseñas

Estas aplicaciones poseen unas funcionalidades que garantizan completamente la seguridad tus claves: 

  • La autenticación en dos pasos mediante mail o mensaje de texto. 
  • Generación de contraseñas aleatorias que tienen una seguridad alta. 
  • Muchas tienen compatibilidad con navegadores para así no tener que acceder a la app. 
  • Notificaciones de advertencias de anomalías. 

Los mejores (y gratuitos) gestores de contraseñas

Queremos aprovechar este post para recomendarte dos gestores de contraseñas gratuitos aunque también posean algunas características añadidas premium. 

Pantalla de móvil antes de abrir el gestor de contraseñas

LastPass, ideal para todo dispositivo

LastPass es la aplicación con la versión gratuita más completa en cuanto a seguridad se refiere. Permite guardar un número ilimitado de contraseñas y además puedes usarla en cualquier dispositivo Android, iOS o Windows. 

Una caraterística llamativa es que puedes cambiar desde la app alguna de tus contraseñas si crees que es bastante débil. 

Te interesa leer: Consejos simples para protegernos de los ciberataques

Sticky Password, el mejor cifrado del mundo

El cifrado AES-256 Advanced Encryption Standard de 256 bits le hace ser la app más segura. Sticky Password también es compatible con distintos dispositivos y navegadores. 

Cuenta con la opción premiun aunque la opción gratuita no le quita peso en eso de ser el gestor de contraseñas referente en cuanto a la seguridad garantizada de tus claves de acceso. 

¿Vas a usar a partir de ahora estos gestores de contraseñas? Recuerda que los ciberataques son una constante a medida que la tecnología avanza y se hacen más sofisticados. De esta forma, toda herramienta que puedas usar para protegerte de estas vulnerabilidades, bienvenida sea.  

¿Conocías estas herramientas? Desde Dinevo queremos que cumplas todo lo que te propongas. Por eso, si necesitas una ayuda extra, no dudes en consultar nuestros préstamos rápidos.