Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes a Viernes 9-21. Sábado 9-14

Trucos para darle una segunda vida a tus vaqueros

¿Quién no ha tenido alguna vez unos vaqueros o jeans en su fondo de armario? Puede que esta sea una de las prendas más icónicas en la historia de la moda de todo el mundo, y es que desde los más mayores hasta los más pequeños pueden vestirse con uno de ellos.

Como con el resto de prendas, llega un momento que se quedan viejas, ya no nos valen o simplemente nos han dejado de gustar. ¿Eres de los que tira sus vaqueros viejos? ¡Error! Si aún no sabes todas las posibilidades que existen para darle una segunda vida a tus vaqueros te lo contamos. ¡Aquí no se tira nada!

Reutilizar tus vaqueros o jeans es un acierto seguro

Antes que tirar cualquier prenda deberás plantearte si realmente se le puede dar una segunda vida. De esta manera, estarás ahorrando y siendo mucho más consciente con el entorno y el medio ambiente. 

Además, y por si no lo sabías, las telas que se emplean en la fabricación de vaqueros o jeans son por lo general muy resistentes y suelen durar muchas décadas. Es decir, aunque pierdan su color original, su elasticidad o el diseño pase de moda, el material es más que probable que siga estando en perfectas condiciones para seguir utilizándolo. 

Por eso, si eres de los que tienes un montón de vaqueros acumulados en el armario no te pierdas detalle de todos los trucos que te contamos a continuación para deshacerte de ese bulto y conseguir nuevos productos totalmente gratis

Bolsos

Hay muchos diseños de bolsos para reciclar vaqueros o jeans viejos de forma creativa y son un gran complemento para outfits del día a día. Tan solo debes cortar la tela con la forma que desees y unirla con la máquina de coser. Los detalles corren a cuenta de tu creatividad, podrás añadir desde lazos hasta pequeños brillos si lo deseas. 

Te interesa leer: Perchas viejas: trucos divertidos para darles otra vida y ahorrar

Delantales

Muchas veces utilizamos camisetas viejas como trapos. ¿Por qué no hacer lo mismo con los vaqueros pero esta vez para delantales? En cualquier cocina que se precie debe haber un delantal, y si es vaquero será de lo más original

Corta la pierna de unos vaqueros que ya no utilices, abre la tela con unas tijeras y córtala de acuerdo al diseño que quieras darle al delantal. Después, cose las tiras de amarre y añade los complementos que quieras como bolsillos, botones, parches, etc. 

Organizador

Si te gustan las manualidades esta opción te encantará. Puedes crear tu propio organizador de lápices o pequeños objetos con los bolsillos de tus vaqueros viejos. Une varios bolsillos sobre una tela de la amplitud que desees y en el orden que consideres y tendrás un organizador para que ningún lápiz o rotulador vuelva a estar tirado por cualquier parte.

Monederos

Guarda tu dinero utilizando tanto los bolsillos del jean como las demás partes de la tela. Es una elaboración muy sencilla y que puedes realizar en base a tus gustos o los de la persona a la que se lo quieras hacer. 

Aún no conoces nuestros préstamos rápidos. ¡Solicita el tuyo ahora!

Macetas

Esta es una de las ideas más originales. Si has ido paseando alguna vez por el barrio de Malasaña de Madrid seguro que te has topado con algunas de estas macetas. 

En lugar de invertir dinero en macetas para sembrar tus plantas, ahorra en gastos y utiliza tus viejos pantalones vaqueros. Además, le darás un toque diferente y original a tu colección de plantas que seguro que no pasa desapercibido. 

Cojines, manteles o alfombras

Corta la tela como gustes (plana o combinando diferentes tonalidades) y recicla tus vaqueros para crear cojines de cama o muebles. 

Si lo prefieres, puedes hacer lo mismo pero esta vez para un mantel o una alfombra. Combina diferentes trozos y cóselos para conseguir una combinación de lo más creativa. 

Como ves, son muchas las vidas que puede tener un vaquero después de quedarse obsoleto a la hora de vestir. 

Además, si aún es útil siempre podrás dejar volar tu imaginación y costumizar a tu gusto. Puedes desde deshilachar los bajos hasta añadir detalles en los laterales o rehubicar los bolsillos. ¡Las posibilidades son infinitas!Y tú, ¿con cuál te quedas? ¡Para nosotros es prácticamente imposible elegir, nos quedamos con todos!