Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes a Viernes 9-21. Sábado 9-14

¿Cómo conseguir una buena salud financiera?

Destacado Salud financiera

Seguro que alguna vez has oído hablar sobre términos como educación o salud financiera y sobre la importancia que tienen en la vida económica de las personas.

salud financiera

¿Sabrías decir si tienes una buena salud financiera? Y lo que es más importante, ¿sabes cómo conseguirlo? Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber para estar al día.

 

¿Qué es la salud financiera?

La salud financiera hace referencia a las personas. Valora la capacidad que tiene una persona de cumplir con sus obligaciones financieras, así como el nivel de tranquilidad que tiene ante su futuro financiero o si es capaz de tomar decisiones que le permitan disfrutar de su vida plenamente.

Por tanto, tener una buena salud financiera es esencial para llevar una vida tranquila y sin complicaciones económicas.

Factores que definen la salud financiera

Hay dos factores fundamentales que influyen en esta situación:

  • Educación financiera: esto significa tener conocimiento sobre conceptos como pueden ser los tipos de intereses o la inflación, de manera que seas capaz de utilizar esas nociones en prácticas como el préstamo o el ahorro.
  • Estructura de los ingresos del hogar: se mide en términos de cantidades y frecuencia. Cuanto mayor sea la cifra de ingresos y cuanto más cerca esté la frecuencia de los flujos de gasto mayor será la salud financiera.

Salud financiera

Consejos para tener una buena salud financiera

A veces puede parecer que conseguir una buena salud financiera es un proceso largo o costoso, pero no es así. A continuación te dejamos los mejores consejos para mejorar tus hábitos personales y conseguir un bolsillo a prueba de imprevistos.

Fija tus objetivos

Antes de nada es muy importante que analices la situación financiera en la que te encuentras para después poder marcar tus metas. Después de analizar tu situación tendrás que priorizar qué es más importante y qué debes tratar de conseguir primero.

Los objetivos pueden ser tan diversos como ahorrar para comprar una vivienda, pagar tus deudas pendientes o hacer un viaje de ensueño. Por último, cuando ya sabes lo que tienes que hacer debes fijar las etapas en la que lo quieres lograr.

Planifica tus gastos

Una buena salud financiera personal se consigue partiendo de la base, de lo más cotidiano, del control del día a día.

Debes hacer un plan de gastos sólido y flexible en el que figuren tanto los gastos fijos como los irregulares. Una buena forma de hacerlo es fijando presupuestos, ya que de esta manera evitarás salir de la línea marcada. Conseguirás llevar un control mucho más exhaustivo de tus gastos, lo que te permitirá calcular tus ganancias a partir de tus ingresos.

Te interesa leer: Finanzas personales: aprende a gestionarlas fácilmente

Evita las deudas

Mantener las deudas bajo control es un punto fundamental para tener una buena salud financiera. Hay varias formas de conseguirlo, pero las más comunes y recomendadas son:

  • Planificar el ahorro
  • Comprobar las deudas
  • Ordenarlas según el tipo de interés

Mantén un margen de beneficio

Si algo está claro es que vivimos en un entorno de inestabilidad y que de un momento a otro nos podemos encontrar en una situación que nunca antes habíamos imaginado.

Es por esto que para asegurar que tendrás una buena salud financiera en todo momento debes tener un colchón que te ayude a afrontar cualquier tipo de imprevisto financiero.

Los créditos rápidos son una muy buena opción, ya que permiten obtener dinero de forma rápida y sencilla. En tan solo cinco minutos recibirás el colchón que necesitas para estar tranquilo y para saber que tu salud financiera va a seguir siendo buena.

 

¿Necesitas ayuda para mantener tu salud financiera? Mira cómo funcionan nuestros créditos rápidos.