Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes-Viernes 9-21. Sábados 9-14.

¿Cómo aislar mi casa del ruido sin gastar mucho dinero?

Pareja cocinando junta

 

Nuestro hogar es la zona de confort por excelencia, al menos para la mayoría de las personas. Es el sitio en el que situamos todo desde la perpectiva que queremos y nos apetece, el lugar sobre el que tenemos especial poder de decisión y sobre todo un micromundo que nos aleja totalmente del exterior en los momentos en los que no queremos saber nada de lo que pasa en la humanidad. 

Pareja en casa aislados del ruido exterior

Sin embargo, no estamos todo lo aislados que deseamos. El ruido entra en casa. Según un estudio de 2018 de la organización ECODES, cerca de un 76% de la población española siente que la contaminación acústica afecta a su vida con notoriedad, llegando a ser molesta para un porcentaje bastante considerable (el 30%). 

Aislar de ruido tu casa, una tarea pendiente

A pesar de poner medidas para evitar que los ruidos del tráfico o del ambiente callejero penetren en nuestras casas (ventanas con aislante), no todo el mundo tiene la capacidad económica para sufragar el gasto que supone un aislamiento acústico a gran escala. También es complicado controlar el ruido de las conversaciones/acciones de los vecinos de al lado por cuestiones obvias. 

Entonces, ¿qué podemos hacer para aislar nuestra casa del ruido sin gastarnos mucho dinero y para evitar posibles discusiones vecinales? 

Trucos asequibles para aislar del ruido tu casa

En este post vamos a darte algunos consejos y medidas para reducir el ruido en casa haciendo sufrir poco o nada a tu bolsillo. 

Atajar las filtraciones de aire para cerrar el paso al ruido

Este truquito va en la línea del uso de ventanas con aislante para evitar el paso del ruido. Con esta solución no solo evitas el paso del ruido, también son un perfecto aislante térmico y eso supone permanecer menos horas con la calefacción encendida en invierno. 

Pero esta vía no es una alegría para nuestra cuenta bancaria por lo que podemos evitar filtraciones de ruido colocando poliestireno expandido dentro de las cajas de las persianas. Usar burletes en las puertas es otra opción bastante eficaz. 

Salón con macetas, alfombras y estanterías para aislar del ruido

Alfombras y cortinas que amortiguen el rebote y las vibraciones de las ondas sonoras

Aprovechar alfombras, moquetas, tapices y cortinas para disminuir el efecto de los ruidos que llegan desde el exterior es una vía bastante útil. 

Concretamente, las cortinas de un grosor considerable ayudan a proteger el ambiente de los ruidos externos. Además, si son de tejidos como la lana, la pana o el terciopelo sirven tanto para bloquear los ruidos molestos, como para amortiguar el rebote y las vibraciones de las ondas sonoras sobre suelos y paredes. 

Muebles y libros colocados estratégicamente

Otra alternativa contra el ruido externo es mirar cómo tenemos distribuidos los muebles. Si la pared que da al exterior está medio vacía, podemos colocar ahí un mueble grande o estantería, por ejemplo.

Todo lo que aumente el espesor de una pared será de gran ayuda (cuadros, espejos, macetas) para paliar el efecto de los ruidos sobre nuestro hogar. Por eso, si eres una persona adicta a la lectura (bien hecho), no tengas todos tus libros dispersos por la casa. Monta una mini biblioteca justo pegada a la pared que deje pasar más ruidos. 

Televisión alrededor de una estantería llena de libros para aislar del ruido

Si tienes que pintar, hazlo con pintura aislante

Si tu casa necesita una mano de pintura urgente, aprovecha y hazlo con alguna de las muchas marcas que garantizan el aislamiento sonoro. Se llaman pinturas aislantes acústicas. Se componen de látex y agua con micro esferas, resina y filtros, que logran absorber hasta un 30% del sonido. Sin duda es una buena opción porque, además, son pinturas que secan muy rápido y se limpian con facilidad. 

¿Necesitas un adelanto para aislar tu casa del ruido? Pide un crédito rápido

Aisla las paredes con corcho sin hacer obras

Puede que sea una de las opciones menos baratas de todas las anteriores, pero da muy buenos resultados. Puedes cubrir las paredes más ‘conflictivas’ en cuanto a ruidos se refiere con planchas de corcho de 5 milímetros de grosor. Puedes dejarlas en su color natural, pintarlas del mismo color que la pared o darle rienda suelta a la imaginación generando un ambiente de color distinto al resto de las salas. 

Son solo cinco consejitos pero esperemos que sean de ayuda. En multitud de ocasiones lo único que nos falta en casa para estar totalmente en paz es alejarnos del ruido y aquí hemos tendido puentes para empezar a hacerlo.