Atención al cliente 910 60 60 61 info@dinevo.es Horario de atención: Lunes-Viernes 9-21. Sábados 9-14.

Cómo enfriar tu casa sin gastar mucho dinero

Hombre con tela sobre la cara y ventilador

El verano ha entrado de lleno y el calor es asfixiante. Conforme pasa el tiempo el precio de la luz no baja y en muchos hogares resulta imposible encender el aire acondicionado.

Refresca sin gastar mucho dinero 

Durante el día baja las persianas. Si no tienes toldos y en tu casa entra luz durante las horas centrales del día, lo ideal es que tengas las persianas medio bajadas, y en el caso de que haga mucho calor, cierres la ventana. De esta manera, evitarás que el fresco de la noche se vaya y no entrará el aire caliente del exterior. 

Te interesa leer: 5 consejos para ahorrar agua

Evita encender luces. Si vives en una zona en la que hay muchas horas de luz no es necesario tener las luces encendidas. Además de que incrementará tu factura de la luz, solo hará que aumente la temperatura. En el caso de que necesites luz externa a la natural, te recomendamos que uses bombillas y lámparas halógenas, dan luz sin proyectar calor.ç

Evita cocinar platos calientes. Aunque resulte evidente, es cierto que a veces nos metemos en la cocina y nos ponemos creativos, quizá el verano no es el mejor momento y más si vives en un piso pequeño o con la cocina cerca de otras estancias de la casa. No se trata de no cocinar, sino de evitar el uso de hornos, parrillas o utensilios que proporcionan aún más calor. Aprovecha para cocinar platos fríos, te refrescaran.

Te interesa leer: Evita los gastos hormiga 

Evita usar aparatos electrónicos. Todo lo que vaya enganchado a la electricidad va a generar calor. Desenchufa todos los electrodomésticos que no estés usando, evitarás así ese foco de calor. En el caso de que tengas que usarlos, como la plancha o el horno, hazlo por la noche, ya que cae un poco la temperatura y es más llevadero su uso.

Mojar las cortinas. El viejo truco de la abuela. Antiguamente no había aire acondicionado y hacía calor igual. Moja las cortinas cuando caiga la noche y abre las ventanas, la corriente hará que la cortina húmeda se mueva y el aire sea más fresco. 

Te interesa leer: Mindfulness: qué es y sus beneficios

Cambia tu hogar. No literalmente, pero adapta la decoración al verano. Usa tonos claros y materiales más frescos como el algodón o el lino. En cuanto a la cama, nuestra recomendación es que uses sábanas de algodón con tonos claros, y en el caso de que el colchón tenga lado de verano, por su puesto dale la vuelta. 

Si no queda más remedio, usa el ventilador. Hay pisos y casas que apenas tienen corrientes de aire por su distribución, en ese caso, solo te queda usar un ventilador. Gastan menos luz y son menos perjudiciales para tu salud que el aire acondicionado. Moverán el aire para que estés más cómodo y algunos tienen dispensador de agua.

 

Te interesa leer: ¿Dónde pedir un préstamo fácil y rápido?

Sabemos que el calor es agobiante y muy difícil de llevar, pero si adaptas estos tips a tu casa te aseguramos que será un verano más refrescante dentro de tu casa. Si necesitas hacer una escapada y disfrutar del verano tan solo tienes que solicitar uno de nuestros préstamos rápidos